En el 2021 me integré a la comisión de “Agua para todos, agua para la vida” como parte de la UPREZ.  

En esta coordinación confluimos organizaciones sociales, pueblos originarios, académicos y expertos en el tema del agua. El objetivo que nos mueve es defender el derecho humano al agua.  La lucha es por la defensa de nuestra agua frente al problema que representa la privatización, el despojo, la sobreexplotación de nuestros mantos acuíferos y también la contaminación.  

En el año 2012 se reformó el artículo 4 de la constitución, entonces ya se reconoció plenamente el Derecho Humano al agua.  En ese momento inicia una lucha muy grande porque se exigió un  parlamento abierto para construir una ley que se pudiera trabajar desde la comunidad en donde lo importante sería garantizar el acceso equitativo al agua y su uso sustentable. 

En todos estos años, hemos realizado diferentes acciones  para la construcción de una propuesta de ley de agua  desde la ciudadanía.

Se impulsó  un proceso participativo que consistía en ir a todos lados y hacer asambleas, pláticas, talleres en las colonias de los territorios en donde explicábamos y analizábamos las problemáticas por la falta de agua.

Se realizó el congreso Nacional, estuvimos en diferentes estados de la república como Guadalajara, Jalisco, Zacatecas, otros. En estos congresos contábamos con la participación de las comunidades de pueblos originarios, académicos, expertos en el tema del agua y organizaciones de la sociedad civil  quienes exponían sus problemáticas y nos expresaban sus propuestas.  También se crearon grupos promotores, comités ciudadanos, comités locales y comités técnicos,  así lograremos enlazarnos con los territorios. 

Hicimos  movilizaciones, marchas, mítines en donde se daban ponencias en rechazo a los

decretos de Peña y se recolectaban firmas.

Luego de mucho trabajar en las comunidades, en colectivo,  el 4 de febrero se entregó la “Iniciativa Ciudadana de Ley” Se lograron 12 consensos para la Ley general de aguas:

  1. Respetar la naturaleza.
  2. Respetar los derechos de los pueblos originarios, ejidos y comunidades.
  3. Co-administrar el agua en el territorio.
  4. Reconocer el derecho ciudadano a vetar proyectos dañinos. 
  5. Acabar con acaparamiento, contaminación e impunidad por grandes usuarios. 
  6. Prohibir agua para minería tóxica y fracking.
  7. Cerrar puertas a la privatización. 
  8. Democratizar los servicios de agua. 
  9. Priorizar el agua para la soberanía alimentaria. 
  10. Garantizar acceso pleno a la información. 
  11. Asegurar recursos públicos. 
  12. Erradicar la corrupción y la impunidad.

“Tenemos una tarea importante en esta iniciativa, tenemos que lograr que todo lo que está ahí se cumpla. 

Tenemos que trabajar  con los niños, enseñarles a defender su territorio y su agua, tenemos que rescatar lo rural, regresar a nuestros ríos. 

Agradezco a la UPREZ por que he aprendido mucho  y porque gracias a esto hoy sé que debemos defender nuestra agua y que no nos pueden quitar lo que es nuestro”.

Jaquelin Valdez Arzaluz
Base Winapicua