25 de septiembre de 2020.

EL GOBIERNO FEDERAL NO SOLO ES UN ELEFANTE “REUMÁTICO” AL QUE HAY QUE EMPUJAR, TAMBIÉN ES UN MONSTRUOSO ENTRAMADO DE CORRUPCIÓN QUE HAY QUE COMBATIR EN TODOS LOS FRENTES. Referíamos hace unos meses apenas, que Andrés Manuel López Obrador llegó al poder en diciembre de 2018, pero con muy poco margen de maniobra. Es decir, solo pudo colocar en la administración pública federal a un puñado de sus compañeros, muchos de ellos muy eficientes, en las Secretarías de Estado, Subsecretarías, Coordinaciones, etc. Pero dejó de ahí hacia abajo podemos encontrar legiones enteras de la burocracia corrupta que ha venido entorpeciendo el trabajo, filtrando información, haciéndolo quedar mal ante la opinión pública y ante los usuarios de los servicios, muchos siguen operando, pero otros ya se han visto imposibilitados a seguir robando el presupuesto, extorsionando a usuarios de servicios, etc. Hay temor a ser descubiertos y sobre todo ahora que la corrupción es delito grave.

PERO EN EL PODER JUDICIAL EL MONSTRUO ESTÁ PRÁCTICAMENTE INTACTO Y CON SU ACTIVIDAD CORRUPTA ESTÁ FRENANDO LAS ACCIONES DE GOBIERNO, pues lo mismo otorgan “amparos” contra las obras prioritarias del gobierno federal, que liberan corruptos o criminales amparándose en supuestas “violaciones al debido proceso”, tal como ocurrió con los familiares de “El Marro” en Guanajuato, que fueron liberadas casi al día siguiente de su detención en flagrancia. Pero también ocurrió lo mismo con “El Mochomo”, quien fuera detenido y acusado de la desaparición y presunto asesinato en Iguala, Guerrero, de los 43 normalistas de Ayotzinapa ocurrida la noche del 26 de septiembre de 2014 (en estos días cumplen seis años ya de desaparición forzada). José Ángel Casarrubias Salgado, hermano de Sidronio Casarrubias, jefe máximo del cártel de los Guerreros Unidos, fue liberado por corruptos funcionarios del poder judicial, con un soborno millonario del cual se supo debido a una grabación que dio a conocer el mismo presidente López Obrador.

POR FORTUNA, LA FISCALÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, GIRÓ UNA NUEVA ORDEN DE APREHENSIÓN MEDIANTE LA QUE DETUVIERON AL “MOCHOMO” apenas salía del penal, devolviéndolo a las galeras donde espera ser enjuiciado. Pero la cuestión es que en la misma FGR prevalece el entramado de relaciones de corrupción, pues no bastó cambiar de Fiscal General, ni de subprocuradores. Tenemos ejércitos completos de Agentes del Ministerio público Federal, Secretarios, Oficiales Mecanógrafos, Agentes Ministeriales y “madrinas” o “izquierdos”, que siguen extorsionando, fabricando delincuentes, traficando con la justicia vendiéndola al mejor postor, mientras las contralorías internas se burlan de los quejosos y encubren a los corruptos porque claramente son cómplices de ellos. Hasta los sótanos de la FGR debe llegar una limpieza general y sobre profunda.

CUANDO EL GOBERNADOR DE CHIHUAHUA, JAVIER CORRAL, DENUNCIÓ QUE EN LA COMISIÓN NACIONAL DEL AGUA ESTÁN LLENAS LAS NÓMINAS DE CORRUPTOS, que son los que han estado traficando con el vital líquido, solamente le faltó ofrecer las pruebas, tal vez porque no las tenía. Pero es casi seguro que tiene razón, aunque su grito de “¡al ladrón, al ladrón!” es solamente un distractor para encubrir su responsabilidad en los turbios acontecimientos en que los huachicoleros del agua, poderosos terratenientes Chihuahuenses, azuzaron a cientos de campesinos, apoyados por dos exgobernadores, varios presidentes municipales y toda la caterva de diputados locales panistas para poner en jaque al gobierno federal. Pero en el pecado llevaron la penitencia y ahora tienen que resolver cuándo entregan el agua a los gringos, de acuerdo al tratado que se firmó desde el gobierno del presidente Adolfo López Mateos.

SI, LAS DEPENDENCIAS FEDERALES, PERO TAMBIÉN LAS ESTATALES, ESTÁN RETACADAS DE CORRUPTOS QUE HAN SIDO TOLERADOS MIENTRAS LOS DESCUBREN y porque forman parte de esa gran mafia de vividores que mantenían postrado a México, saqueando inmisericordemente las arcas del presupuesto, traficando con la justicia, explotando nuestros recursos naturales, vendiendo hasta documentos históricos y exaccionándo nuestros bolsillos. Por eso no debe extrañarnos que la INFODEMIA (epidemia de noticias falsas), la calumnia y las campañas de odio contra el presidente López Obrador se estén enseñoreando en los medios de comunicación de la Ciudad de México. Estos sujetos apátridas del FRENAA (Frente Nacional AntiAmlo), son solo una “avanzada”, vendrán embestidas más fuertes, pero también serán rechazadas por el pueblo mexicano que ya despertó y que está dispuesto a defender a su gobierno, a su presidente y a su Cuarta Transformación.

ES POR ESO QUE, A PROPÓSITO DE LA RENUNCIA DE JAIME CÁRDENAS AL INSTITUTO PARA DEVOLVER AL PUEBLO LO ROBADO, el INDEP, dijo que “los grandes problemas se enfrentan”, porque “el que se aflige se afloja” y remató diciendo que “está de buen tamaño el animal, pero ésta es la lucha de David contra Goliat. Es una transformación, no un día de campo, no son tamalitos de chipilín”. Y bueno, nos seguimos leyendo en la próxima “Confrontación Política”.