LOS RESULTADOS DE LA CONSULTA POPULAR DEL DÍA DE AYER, PRIMERO DE AGOSTO, ESTÁN SIENDO INTERPRETADOS DE MANERA DOLOSA, PERVERSA, POR LOS adversarios de la democracia. Para muchísimos mexicanos, el resultado es muy importante y su interpretación obvia, evidente, se puede resumir en tres cuestiones: la primera, que la Consulta fue un gran éxito tan solo por haberse realizado. Digo esto porque el hecho de haber logrado que alrededor de siete millones de mexicanos salieran de sus domicilios, a pesar de la aplastante campaña de desinformación, difusión de noticias falsas, de afirmaciones mentirosas, nos habla de que hay en México una gran cantidad de ciudadanos cada día más conscientes de la necesidad de participar en los procesos de toma de decisiones. Hay quienes la están calificando de histórica… y tienen razón, porque expresa décadas de lucha de miles de mexicanos por democratizar al país, donde nunca ha habido democracia, solamente manipulación e imposiciones desde las cúpulas del poder, con decisiones contrarias a los intereses populares.

            LA SEGUNDA SE REFIERE A QUE, MAYORITARIAMENTE, LOS QUE PARTICIPAMOS EN TAN IMPORTANTE EJERCICIO DEMOCRÁTICO, QUEREMOS QUE LOS EXPRESIDENTES sean investigados y llevados ante las autoridades judiciales para que respondan por los crímenes cometidos, por todas las raterías y trapacerías que perpetraron en contra del erario público y por todos los hechos de corrupción mediante los que entregaron a empresas extranjeras, inglesas, españolas, canadienses y norteamericanas principalmente, el patrimonio nacional, en lo que constituye a todas luces, un ilícito contemplado en nuestra Constitución: traición a la patria. Y para ello reformaron la Constitución y las leyes secundarias, infiltraron de corrupción al poder judicial y al poder legislativo, se amafiaron con los medios masivos de comunicación, penetraron y manipularon las mentes de muchos mexicanos para convencerlos de que así deberían ser las cosas, de la idea “aspiracionista” de que primero debo ser yo, después yo y al último yo, de que el que no tranza no avanza, que hay que pisotear al débil; convencerlos de tanta sucia y perversa idea neoliberal.

            LA TERCERA, MUY IMPORTANTE DESDE LUEGO, ES QUE LORENZO CÓRDOVA Y SUS CÓMPLICES DEBEN DEJAR DE ORGANIZAR LOS PROCESOS ELECTIVOS DE NUESTRO PAÍS, porque en el proceso del día de ayer demostraron con toda claridad, que lo que menos les importa es la democracia, no les importa la participación de la gente. Todo lo contrario, su actuación al frente del INE, ha sido solamente para impedir que la voluntad popular pueda imponerse sobre las decisiones de la cúpula de empresarios y sus sicarios de la política. Y, además, que el INE debe reformarse de inmediato. El INE no hizo promoción o propaganda de la Consulta, como era su obligación, sino que solamente se dedicó a boicotearla, a pesar de haberlo ordenado el poder judicial a petición del poder ejecutivo. Prohibió al presidente hablar sobre la consulta Popular en sus conferencias de prensa mañaneras, llegando al grado de obligarlo a quitar una de ellas de la red de internet. También prohibió la publicidad en el diario La Jornada y multó a MORENA por hacer propaganda de la consulta. Eso, simplemente, se llama boicot.

DESDE EL PRINCIPIO EL INE SE NEGÓ A REALIZAR LA CONSULTA, LUEGO SE DEDICÓ A BOICOTEARLA MIENTRAS DECÍA ESTARSE “ESFORZANDO” EN SU PREPARACIÓN. El mismo cómplice de Lorenzo Córdova, el tan poderoso como corrupto consejero del INE Ciro Murayama, auténtico poder tras el trono, estuvo haciendo contra campaña, con la falta de información y promoción de la consulta, con la difusión de noticias falsas y mentiras, promoviendo la idea de que la consulta no serviría para enjuiciar a los expresidentes porque la Tremenda Corte hizo un auténtico mazacote con la pregunta inicial, una afirmación que no debe hacer ningún funcionario encargado de organizar los procesos electorales. Realizar la consulta fue todo un esfuerzo popular pues, desde meses antes un grupo de ciudadanos estuvo recabando miles de firmas para solicitarla. El presidente tuvo que entrar al quite y solicitar la consulta. Luego la Tremenda Corte hizo un desastre de la pregunta hasta hacerla larguísima e incomprensible, aunque involuntariamente la volvieron lo suficientemente amplia como para poder investigar y enjuiciar a todos, gobernadores, alcaldes, diputados, etc.

            LO QUE VIVIMOS AYER FUE EL SUCIO BLOQUEO QUE EL MISMO INE REALIZÓ PARA IMPEDIR QUE SE REALIZARA TAN IMPORTANTE EJERCICIO DEMOCRÁTICO, AL TIEMPO QUE demagógicamente decía promoverla. Mintió Lorenzo Córdova pues jamás promovió la consulta popular como era su obligación. El INE disminuyó drásticamente el número de mesas de recepción de votos, utilizó la clásica operación ratón loco, escondiendo mesas, al cambiar las casillas de ubicación, manipulación de funcionarios de casilla; utilizó a sus principales ideólogos como Enrique Krause y a todos sus voceros, los loritos que desde las televisoras o noticieros radiofónicos difunden sus mentiras para confundir al pueblo diciendo que las consultas al pueblo las hacen los dictadores, que no sirven para nada, que la consulta era un engaño, que la ley no se consulta, que se aplica y ya, aunque jamás se haya aplicado la ley efectivamente, etc. Por cierto, la consulta de ayer fue la aplicación de la Ley de Consulta Popular y del artículo 35 de la Constitución. La misma derecha calificó de “pitera” la consulta, porque estaban acostumbrados a hacer lo que les viniera en gana y jamás tomar en cuenta al pueblo.

PERO UTILIZARON NUEVOS RECURSOS, PUES SE DIFUNDIERON MAÑOSAMENTE DECENAS DE VIDEOS EN LOS QUE SE OBSERVA A FUNCIONARIOS DE CASILLA cancelando las boletas cuando apenas era medio día, por instrucciones de sus capacitadores, funcionarios del INE. También de difundió otro video del Estado de Veracruz, donde los funcionarios llenan la urna con boletas, culpando de ello a Morena. Pero todo esto debe ser castigado porque hay penas de prisión y multa por estos hechos que claramente constituyen delitos electorales. Solamente se instalaron 57 mil 64 mesas receptoras de votos en todo el país, y faltaron las Mesas Especiales, razón por la cual muchos mexicanos que no se encontraban en su sección electoral no pudieron votar. Falta integrar al voto a los millones de mexicanos en el extranjero, migrantes ansiosos de participar, de ser tomados en cuenta. Y eso llena de pánico a los burócratas del INE, sicarios al servicio de la derecha reaccionaria para asesinar a la democracia en México. No obstante, hubo siete millones de votos, de los cuales el 97.72 % votaron por “si” enjuiciar a los expresidentes y solamente el 1.53 por el “no”. Esto indica con claridad que el pueblo los quiere ver tras las rejas, que devuelvan lo robado y que jamás vuelva a ocurrir. Esto es lo importante. Aunque la gran tragedia es que la consulta no tendrá efectos vinculantes, es decir, que los resultados no serán obligatorios para que las autoridades actuales los enjuicien. Tal vez por eso, jubiloso, el expresidente Vicente Fox aseguró que es un día histórico en México por la baja participación ciudadana.

FALTA UNA REFORMA ELECTORAL PROFUNDA, HAY QUE REFORMAR AL INE Y CREAR UNA ESTRUCTURA VERDADERAMENTE AUTÓNOMA Y NO MANIPULADA POR LOS denominados poderes fácticos que nos han impuesto una PARTIDOCRACIA. El INE actualmente, está dirigido por un Consejo General electo por los partidos políticos, conformado por elementos elegidos por el PRI y el PAN, para impedir la democracia. Necesitamos acostumbrarnos a ejercer nuestro derecho a participar, a ser tomados en cuenta para la toma de decisiones y empoderarnos como pueblo soberano que somos. Esta es la primera Consulta Popular de alcances nacionales, con legalidad constitucional y eso es lo importante, porque abrirá paso a nuevas consultas donde el pueblo mexicano tome las decisiones más trascendentales, aunque por el momento no tenga resultados vinculantes que obliguen al gobierno a enjuiciar a los expresidentes, ya se encontrarán otros caminos en el futuro inmediato. Mientras, genera conciencia y las nuevas generaciones aprenden a vivir en democracia y a ejercerla, pone a temblar a los corruptos que se oponen al cambio y a la Cuarta Transformación.

LA DEMOCRACIA ES EL PODER DEL PUEBLO (DEL GRIEGO DEMOS: PUEBLO Y CRATOS: PODER). ESTE ES EL PARADIGMA DE LA DEMOCRACIA OCCIDENTAL QUE PONE como ejemplo a los EEUU y que implica un rígido esquema de participación de los ciudadanos para la elección de sus representantes (diputados, alcaldes, gobernadores o presidente de la República), en el que la participación de los electores solamente se limita a las elecciones y deja a los nuevos gobernantes con las manos libres para operar a su antojo la administración del erario, los servicios, las obras públicas, el programa de gobierno, etc. A partir de que fueron electos, ellos pueden hacer auténticamente lo que se les venga en gana y a eso se le denomina Democracia Representativa. Hay otro tipo de democracia, que propone el presidente Andrés Manuel López Obrador, él no lo inventó desde luego, pero se refiere a lograr más participación de los ciudadanos en la definición de las políticas gubernamentales, donde el “poder ejecutivo” acata el mandato del pueblo. Como dicen los zapatistas chiapanecos y ahora el presidente: se trata de “mandar obedeciendo”.

ES CLARO TAMBIÉN QUE LA DERECHA REACCIONARIA SE PREPARA A PASOS ACELERADOS PARA PARTICIPAR, EN MARZO DE 2022, EN EL PROCESO TAMBIÉN DE democracia participativa, para la ratificación o revocación del mandato del presidente López Obrador. Estamos seguros de que la derecha y si todavía están para ese momento Lorenzo y Ciro a cargo del INE, ahora si le van a echar ganas, que habrá todas las facilidades para el voto, que habrá acarreo de votantes, compra de votos y mucha publicidad, que gastarán millones para tratar de eliminar a la Cuarta Transformación. ¿Pero saben una cosa? No lo van a lograr, simplemente porque al presidente lo apoya todo el pueblo mexicano y se van a dar un gran frentazo, que será definitivo para que la derecha entienda que hay una nueva correlación de fuerzas en el que la mayoría, que es el pueblo, ha comprendido ya quienes son sus verdaderos enemigos. ¿Ratificación del presidente? No lo necesita porque su mandato está para 2024, pero AMLO quiere someterse a la voluntad popular, para estar plenamente seguro de que cuenta con su apoyo, para seguir poniendo las bases de la transformación profunda del México que tanto queremos